Hoy hablamos de historia:

¿Queréis saber quién es el inventor de las lentes de contacto que conocemos ahora mismo? o ¿quién fue la primera persona que creyó que una lente de contacto podría solucionar los problemas visuales del usuario? Si lo que queremos es hablar del origen de los tiempos… debemos remontarnos a nuestro querido Leonardo da Vinci.

Él ni siquiera se llegó a imaginar lo que su mente estaba creando, pero a principios del siglo XVI -1508- Leonardo decidió hacer un experimento casero: sumergir su cabeza en una bañera llena de agua. ¿Y sabéis qué descubrió? Que la visión se veía alterada. Tras esto, decidió pintar una solución óptica que, si se aplicaba directamente al ojo, sustituyendo la córnea por una superficie con agua, solucionaba el problema visual. ¡Pero su idea no fue a más! Así que, tras él, llegó el turno de Descartes que el siglo siguiente -1636- quiso seguir esa idea inicial del gran Da Vinci y creó una estructura similar a la forma de su ojo que también llenó de agua. A pesar de que eran lentes insoportables, pesadas, frágiles y dolorosas…

Así, sin poder recurrir a las ahora tan conocidas lentillas, llegamos al S.XIX, cuando Müller, un soplador de vidrio, diseñó las primeras lentes de ese material. Como era de esperar, las lentes eran grandes, incómodas y no podrían ser utilizadas mucho tiempo ya que dañaban el ojo del que lo hacía.

Pero el cambio de siglo trajo consigo muchas cosas buenas y, entre ellas, estaba la invención del plástico. Así, de la mano de Touhy, llegaron a principios del S.XX las lentes de metacrilato, rígidas, pero no fue hasta finales de siglo (1971) cuando Bausch&Lomb creó las lentes blandas, las más similares a las que ahora conocemos.

Y, además, también fue en los años 60 cuando se descubrió que aquellas personas que usaban lentes rígidas, cuando volvían a revisión, ¡tenían un menor problema visual! Ese fue el comienzo de la Orto-k, que moldeaba ligeramente la córnea, y que ya os hemos contado en otras ocasiones.

¿Qué habría sido sin estas personas que tanto pensaron antes de nosotros? Pues esto es solo el principio… ¡Sigue leyéndonos y te contaremos más historias interesantes sobre el mundo de la óptica! ¡Te esperamos en el blog!