No se es miope solo de vista; la miopía puede afectar a todo el cuerpo.

Y no estamos hablando de miopía mental (ésta tiene peor tratamiento) si no -como optometristas que somos- hablamos de miopía física y perceptual.

Las personas que tienen tendencia a la  miopía, generalmente,  se acercan demasiado a lo que leen y escriben y con frecuencia  tienen una postura,  que alguien calificó como “endocéntrica”, con la cabeza hacia adelante y los hombros hacia adelante… suelen ser buenos estudiantes  y  no demasiado fanáticos de los deportes. Esa persona que vemos con la espalda “como una tabla” la cabeza echada para atrás, a la que le encantan los deportes al aire libre… si no es “la excepción que confirma la regla” no tiene propensión a la evolución de la miopía.

La postura y su relación con la miopía

No se hereda la miopía pero sí se hereda la propensión a la miopización. Es más fácil que se miopice  un hijo de miope/s que un hijo de amétropes. Aunque… si no se hace nada, cada generación es más miope que la anterior (porque cada vez estamos más tiempo mirando de cerca y menos tiempo mirando de lejos, entre otras cosas) por lo que obviamente cada vez hay más miopes hijos de padres amétropes.

Es importante que los niños crezcan de acuerdo a unas normas de higiene visual -especialmente los hijos de miope/s- entre las que cabe destacar que no se acerquen demasiado a lo que lean, escriban, etc. y  en este sentido os informamos que Vodafone publicó hace algún tiempo un extraordinario vídeo que indicamos a continuación sobre  EL PORTÁTIL EN CASA. Uso saludable de dispositivo móviles

El conocer su contenido y aplicarlo convenientemente, el mirar de lejos con consciencia periférica y otras normas de higiene visual… pueden contribuir a frenar la evolución de la miopía y en general a disfrutar de un mayor confort y un mejor rendimiento visual.

Si deseas una información más completa, por favor escríbenos a info@confortvision.com