Miopía

Es el error de refracción esférico por el que los rayos procedentes del infinito focalizan por delante de la retina, lo que impide ver bien de lejos; los miopes normalmente tienen buen rendimiento visual en cerca. La miopía es el error de refracción más conocido porque “se hace notar” al dificultar contundentemente la visión de lejos. Las personas cuyos ojos son miopes, al no ver bien de lejos, suelen acudir a un profesional de la visión y compensar su ametropía.

La causa de la inmensa mayoría de las miopías está en cerca. La miopía se suele desarrollar al tener unas demandas de atención a distancias próximas superiores  a las capacidades del sistema visual. Esto se explica muy bien en el libro de la Sociedad Española de Optometría “La Visión y el Niño”. En las civilizaciones donde no hay escolarización, apenas hay miopes. Características de los miopes: Generalmente,  son buenos lectores,  suelen tener  una postura endocéntrica  (la espalda puede estar un poco curvada con la cabeza y los hombros hacia adelante) tienen buen rendimiento visual en cerca y  suelen ser también buenos estudiantes; algunos estudios indican que los miopes son más inteligentes. El  mejor modo de compensar la miopía es utilizando lentes de contacto, mejor rígidas permeables a los gases y  dentro de éstas, las idóneas son las orto-k o lentillas que se ponen por la noche y de día no se necesita usar gafas ni lentes de contacto porque se ve bien sin nada, por el efecto ortoqueratológico de las lentes de contacto durante la noche; ésta es la base de la ortoqueratología. Con frecuencia es recomendable utilizar además gafas de cerca, cuando se mira a distancias próximas durante algún tiempo, en plan preventivo o para que el sistema visual tenga menos “necesidad” de seguir miopizándose. Las compensaciones ópticas idóneas para los deportistas, etc. son las lentes de contacto. miopia

¿Qué se considera un Control de Miopía?

Hacer que las evoluciones miópicas rápidas se conviertan en lentas y que las  evoluciones lentas se paralicen. Algunos pacientes después de hacer un tratamiento de control de miopía pasan a ver mejor de lejos (sin gafas ni lentes de contacto) de lo que veían antes de haber hecho el tratamiento. Y todos pasan a tener mayor confort visual. Realmente, cuanto mayor es el confort  que se consigue de cerca más eficaz será el tratamiento de control de la evolución miópica.

 

¿En qué se basa el tratamiento para controlar la miopía?

En seguir unas normas de higiene visual que indican la iluminación conveniente, las distancias a las que se ha de mirar, las posturas adecuadas, etc. Es especialmente  importante que:

  1. No se acerquen demasiado a lo que leen, escriben etc.
  2. Miren de lejos, con consciencia periférica durante tanto tiempo como les sea posible.
  3. Estén al aire libre un mínimo de unas 14 horas a la semana, haciendo ejercicios simétricos la mitad de este tiempo.
  4. Utilicen unas compensaciones ópticas idóneas que mejoren la agudeza visual de lejos y ayuden al rendimiento visual en cerca. Está demostrado que la compensación óptica (gafas o lentes de contacto) más eficaz para controlar la evolución de una miopía, son las lentes de contacto o lentillas rígidas permeables a los gases, de geometría inversa (las orto-k que se adaptan en Ortoqueratología) que habitualmente se usan por la noche (para dormir) y por el día no se utilizan porque se ve bien sin nada. Además, para mirar de cerca (especialmente si se hace durante un cierto tiempo) es conveniente usar una graduación más positiva, o menos negativa de  la necesaria para ver bien de lejos; la idónea para relajar el sistema visual y disminuir la probabilidad de evolución miópica.
  5. Realicen el correspondiente tratamiento personalizado de  ejercicios  de Terapia Visual –si ha lugar- para obtener un buen rendimiento y confort visual; un sistema visual con todas sus habilidades visuales dentro de la norma tiene menos “necesidad” de miopizarse.

 

¿Cuándo hacer un control de miopía?

Cuanto antes empieza una evolución miópica, más posibilidades tiene de llegar a cotas más altas, si no se hace nada. Y cuanto antes se empiece a un tratamiento de control de miopía menos probabilidades tendrá de evolucionar. De ahí la importancia de empezar cuanto antes los tratamientos de Control de Miopía. Al hacer un análisis de un Examen Visual   si los resultados de un conjunto de pruebas optométricas indican una cierta  probabilidad de miopización  (aunque ésta no se haya manifestado todavía) será el momento de hacer un control de miopía para tratar que no salga. En Confort Visión se hacen estos tratamientos con relativa frecuencia fundamentalmente a hijos de miopes que ya los conocen y saben de su eficacia. En Confort Visión, desde su creación, hace ya algunas décadas, se realizan tratamientos de Control de la Miopía;  actualmente hay muchos pacientes que tienen su evolución miópica controlada por los tratamientos integrales que han hecho. Si desea una información más concreta Contáctenos