La terapia visual es el mejor método para recuperar un ojo vago

Lo primero que debe valorar el optometrista comportamental para iniciar un tratamiento es determinar la causa de la ambliopía u “ojo vago”. Es importante saber que será altamente improbable recuperar un “ojo vago” con cirugía o medicación, en todo caso, la recuperación, de haberla, suele pasar por un adecuado tratamiento de Terapia Visual.

Se debe de tener en cuenta que hay más probabilidades de éxito –e implicando un menor esfuerzo- cuanto antes se empiece a tratar el problema, ya que las recuperaciones son más difíciles según van pasando los años. En todo caso se debe de valorar individualmente a cada paciente. Es decir, será mucho más sencillo recuperar el ojo vago de un niño, que el de un adulto de 40 años, por ejemplo.

Sin embargo, hasta hace unos años ni se intentaba la recuperación en adultos y todavía en la actualidad hay muy pocos profesionales dedicados a este tipo de terapias, que pueden ser largas, pero pueden llegar a cambiar la vida del paciente. Muchas personas logran recuperar la capacidad de ver en 3 dimensiones o de tener una visión estereoscópica, que nunca alcanzarán si no reciben un tratamiento adecuado. Esto significa un cambio importante en la percepción del espacio y de los objetos que aprecian muy positivamente y que aporta mucha seguridad a la hora de desplazarse, conducir, etc.

Para empezar, si los pacientes no tienen una correspondencia retiniana normal (la imagen de cada ojo debe formarse exactamente en la misma zona que en el otro) en la fóvea, lo primero que hay que hacer es normalizarla. Si no se logra en 3-4 meses, se considera que va a costar demasiado esfuerzo, sin garantías de éxito, por lo que se recomienda suspender la recuperación total de la visión y entrenar solo para quede el sistema visual con el mejor rendimiento y confort visual posible (que es mucho menos tiempo), pero sin las funciones binoculares.

¿En qué consiste un tratamiento de terapia visual? Se trata de unos ejercicios visuales que, en este caso estimulan el ojo vago. Se suele dedicar a la realización de la terapia un tiempo promedio de 30-40 minutos al día, 5-6 días a la semana, durante meses y, alguna vez, años.
Haciendo los adecuados tratamientos completos, lo normal es que todos los pacientes recuperen agudeza visual en menor o mayor cuantía (se van haciendo controles periódicos y obrando en consecuencia) y algunos adultos recuperan hasta el 100 % de la agudeza visual.

En Confort Visión tenemos mucha experiencia realizando con éxito este tipo de tratamientos desde el año 1991. Si padeces ambliopía u ojo vago y deseas analizar tus posibilidades de recuperación puedes reservar una cita (la primera informativa es gratuita) llamándonos al 91 553 66 63. ¡Te esperamos!