La terapia visual mejora la capacidad y el rendimiento visual de las personas que realizan los ejercicios adecuados, por lo que es útil a cualquier edad. Es cada vez más frecuente recurrir a la terapia visual para mejorar la visión, además de utilizar gafas o lentillas. Este tratamiento mejora, de forma sencilla, la actividad visual diaria, logrando un mayor confort visual y mejores resultados académicos y laborales, con menos esfuerzo

La terapia visual suele estar indicada para algunos niños con dificultades de aprendizaje porque siempre mejora su rendimiento visual y casi siempre también el escolar. Si leen despacio, tienen una mala comprensión lectora o cometen muchas faltas de ortografía puede deberse a problemas de percepción y eficacia visual. La terapia visual, en este caso, puede trabajar la creación de conexiones neurológicas para potenciar las habilidades visuales del niño.

Los deportistas de élite, también suelen utilizar la terapia visual para mejorar sus habilidades y sus necesidades visuales, lo que puede repercutir en su rendimiento deportivo. La terapia visual, en este caso, incorpora un mayor nivel de movimiento, equilibrio y velocidad. Dependiendo del deporte, se estimulan más unas habilidades u otras.

La Terapia Visual con frecuencia forma parte de los tratamientos de Control de Miopía, para que las miopías evolutivas se frenen o aumenten con más lentitud.

Muchos estrábicos con un buen tratamiento de Terapia Visual consiguen ver con ambos ojos simultáneamente y cuando se logra esto ya no tuercen sus ojos y se normaliza el funcionamiento de su sistema visual.

Y fundamentalmente se utiliza la Terapia visual como la solución más eficiente para poner a funcionar bien los ojos ambliopes (u ojos vagos) y que no haya retrocesos.

 

Cómo se realizan, en general, los tratamientos de Terapia Visual

En Confort Visión todos los tratamientos son personalizados.

Lo primero eficiente que se hace a cada paciente, es un estudio completo de todas las habilidades relacionadas con el funcionamiento de la visión, se analizan los resultados y como consecuencia se hace un Informe Optométrico con las pruebas, el diagnóstico optométrico, el plan o los planes de actuación para cada caso concreto y el pronóstico; lo que se espera conseguir. También se indica aproximadamente – en base a casos similares solucionados – cuánto tiempo se espera tardar en terminar el tratamiento intensivo y el coste del mismo.  Después ya solo queda hacer algún mantenimiento y los controles que se le han de indicar.

La mayor parte de los ejercicios los hace cada paciente en su casa, para lo cual se le facilita todo el material conveniente para obtener máximos resultados con el menor esfuerzo. Pero los ejercicios que suelen durar unos 30 minutos +/-10 minutos hay que hacerlos. Lo más frecuente es que vayan al Centro para cada sesión, una vez cada dos semanas, allí se evalúa la evolución y se le dan los ejercicios para la sesión siguiente; a veces también se hacen ejercicios en el Centro y los controles.

Si el paciente vive lejos, o lo prefiere, también se pueden hacer las sesiones por videoconferencia  aunque el examen inicial, el final y los controles convenientes se han de realizar en el Centro.

Se pueden formular preguntas completas o reservar citas (la primera informativa es gratuita) en el Tfo 91 553 66 63 o escribiendo a info@confortvision.com.  El centro está en la Calle Orense, 7 de Madrid.