Descubre la importancia de revisar la graduación una vez compensado un estrabismo.

En Confort Visión somos capaces de ayudar a los pacientes con estrabismo que acuden a nuestro centro de optometría avanzada, incluso a los adultos en un gran número de casos. Desde 1991, nuestro equipo de optometristas comportamentales trabajamos para ofrecer soluciones personalizadas para cada paciente concreto y hacer seguimiento después de un estrabismo compensado.

Sin embargo, no se debe nunca perder de vista que será necesario realizar un mantenimiento para que la alineación de los ejes visuales recuperada lo sea de forma definitiva. Eso implica también que los pequeños estrabismos compensados que se presenten conjuntamente con errores refractivos, se deberán corregir siempre con gafas o lentillas.

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es la pérdida de paralelismo entre los ejes visuales; es decir, un ojo se encuentra desviado respecto al otro cuando estos se dirigen hacia un objeto.

No se trata de un problema muscular, excepto si hablamos de una parálisis, sino de una disfunción a nivel cerebral, ya que es ahí donde debería producirse la fusión de las imágenes enviadas por cada ojo, que puede resultar de una gran diferencia de graduación entre ambos ojos, entre otras causas.

¿Qué consecuencias tiene el estrabismo?

El estrabismo puede provocar la supresión en el cerebro de las imágenes recibidas por el ojo desviado y en otras ocasiones, resulta en una visión doble.

Es importante destacar que la visión binocular; es decir, la visión coordinada de los dos ojos, integrando dos imágenes en una sola, será mucho más eficiente, ya que las imágenes serán en tres dimensiones y con profundidad, de la misma forma que cuando levantamos algo pesado es mejor usar los dos brazos a la vez.

¿Se debe compensar la visión en caso de presentar algún error refractivo a la vez que estrabismo?

Sí, es necesario en todos los casos, según las indicaciones que realice al paciente el optometrista comportamental. Una vez finalizado el tratamiento se debe revisar qué graduación debe llevar en caso de que sea necesario.

Es básico que los ojos lleven siempre las compensaciones ópticas, gafas o lentes de contacto, que precise cada paciene para la distancia a la que estén mirando, ya sea miopía, hipermetropía, astigmatismo. Sobre todo, a partir de los 45 años cuando se presenta presbicia, ya que ello favorecerá la fusión y viceversa. La fusión ayuda a la alineación de los ojos y su falta puede favorecer el estrabismo, por lo que si no se compensa podría haber un retroceso en la corrección de este.

¿Qué pasa si hay un retroceso?

Si esto ocurriese, el paciente se debe someter a un examen optométrico en el que se evalúen las habilidades visuales, incluyendo las binoculares, y realizar un tratamiento de terapia visual personalizada que normalice el funcionamiento de las que lo necesiten. Cuanto más tiempo se haya corregido el estrabismo previamente más fácil será recuperar el ojo de nuevo, y por supuesto, cuanto antes se empiece con el tratamiento habrá mayores posibilidades de éxito.

¿Quieres saber más sobre estrabismo compensado? Te esperamos en C/Orense, 7. La primera visita informativa es gratuita.