Descubre cómo mejorar el rendimiento en los estudios

Con el comienzo del curso todos los estudiantes y padres realizan un listado de buenos propósitos, aunque sea mental, para afrontar el curso con éxito y obtener un buen rendimiento en los estudios. Sin embargo, en pocos casos se plantean cómo la salud visual y tener una buena visión van a ayudarles a conseguir sus objetivos académicos ¡Y la visión es clave en el proceso de aprendizaje!

Por lo tanto, tanto si quieres ayudarte tanto a ti mismo como a tus niños con el curso, te dejamos seis consejos para enfrentar con éxito los estudios:

  1. Las revisiones visuales: se deben realizar una vez al año, y los primeros meses del curso escolar son claves. Además, es el momento en que los síntomas visuales pueden hacer aparición y ser detectados. ¡Cuántos niños no ven bien de lejos la pizarra y sus padres o profesores no se dan cuenta!
  2. Terapia visual: si tu hijo tuerce la cabeza cuando lee, se acerca demasiado al libro, entrecierra los ojos, tiene dolores de cabeza y molestias visuales, como enrojecimiento, picor o sequedad, podría deberse a un problema de oculomotricidad que no se corregirá con unas gafas o lentillas, ya que en muchos casos no se trata de agudeza visual, sino que deberá ser valorado por un optometrista comportamental.
  3. Preparar una zona de estudio adecuada: una buena higiene visual y contar con una zona de estudio óptima es vital para el rendimiento escolar. La mesa y las sillas deben de ser cómodas, la temperatura agradable, la luz natural si es posible y con luz artificial para evitar sombras y fatiga visual, con un flexo y una lámpara cenital. Además, se debe mantener una distancia adecuada de 50 centímetros entre ojos y ordenador o de 35-40 centímetros en el caso de un libro.
  4. Realiza descansos en el estudio: los ojos también necesitan descansar para conseguir un buen rendimiento en los estudios. Cada 20 minutos para durante 20 segundos y mira lo más lejos que puedas al horizonte.
  5. Actividades al aire libre: los ojos no están preparados para pasar tantas horas en el interior y es una de las principales causas del aumento de la miopía entre los jóvenes, que es ya una pandemia según la OMS. ¡Apúntate a actividades y paseos al aire libre! No solo beneficiarás tu salud en general sino que le harás un favor a tu visión. ¡Eso sí, siempre con gafas de sol!
  6. Alimentación: el sistema visual también necesita vitaminas y nutrientes para funcionar óptimamente. Los alimentos ricos en vitaminas A, C, E y en Omega 3  son fundamentales para la visión. Entre ellos destacan las verduras de hoja verde, las zanahorias, el pavo, los tomates, el maíz, el salmón, las sardinas, las cebollas, los arándanos, etc. ¡Como ves hay donde elegir para una dieta rica y variada! Incluso puedes añadirle chocolate negro sin azúcar.

¿Quieres saber más sobre el rendimiento en los estudios y cómo se relaciona con la visión? Visítanos en C/Orense, 7.

¡En Confort Visión la primera visita informativa es gratuita!