El horario durante el Estado de Alarma es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20

Método Taiwanés para prevenir la miopización.

Método Taiwanés para prevenir la miopización.

Facilita el cumplimiento de una de las normas de higiene visual, que junto con las compensación ópticas convenientes  (orto-k?) y algunos ejercicios de terapia visual,  forman los tratamientos de control de la miopía.

La miopía impide tener una buena agudeza visual de lejos, pero la causa de la inmensa mayoría de las miopizaciones está en visión próxima.

En las civilizaciones donde los niños no están escolarizados, apenas hay miopías.

En Taiwan  casi el 50 % de los estudiantes de primaria, son ya miopes.

Uno de los factores que influyen en el desarrollo de las miopías es la mala postura que conlleva a un acercamiento excesivo a lo que se lee, escribe, etc. Nadie debería de acercar sus ojos a lo que lee, etc. más de su distancia de Harmon modificada (Hm), que es la que va desde el codo hasta la primera falange del dedo índice.

En algunos colegios taiwneses han ideado, y puesto en práctica, un ingenioso método para que los niños tenga una buena postura y no se acerquen demasiado:  los estudiantes usan un sombrero cuya ala se sujeta una pelota de ping-pong que “les obliga” a tener una buena postura y a no acercarse demasiado. Con ello cumplen una importante regla de higiene visual.

El  control de miopía (tratamiento con el que se logra que las miopías de evolución lenta,  se paralicen y las de evolución rápida se ralenticen) está basado en: las citadas normas de higiene visual, en la utilización de compensaciones ópticas adecuadas y –si ha lugar- en ejercicios de terapia visual.

Cuando hablamos de compensaciones ópticas nos estamos refiriendo a gafas y/o lentes de contacto. Es más eficaz la utilización de lentes de contacto y concretamente las lentes de contacto que se han manifestado más eficaces para controlar la evolución de la miopía son las rígidas permeables a los gases (RPG) que se adaptan en ortoqueratología (lentes orto-k) que normalmente se usan por las noches y por el día no se usa nada (ni gafas ni lentes de contacto) porque se ve bien.

Haciendo las pertinentes pruebas se puede descubrir si una persona tiene más o menos tendencia a la miopización. Si tiene tendencia, lo adecuado es tratar de evitar que ésta aparezca. Tanto en los tratamientos de prevención como en los de control de miopía, con frecuencia es aconsejable la utilización de unas gafas de cerca (aunque sean niños) para usar solamente cuando estén mirando de cerca durante un cierto tiempo.

Créannos si les decimos que Confort Vision (Madrid) es probablemente uno de los centros que más experiencia tiene haciendo controles de miopía en España y nos atreveríamos a decir que también en el mundo. Esto dicho en un blog del centro será “políticamente incorrecto” y desde luego es  inmodesto, pero es así.

Estaremos encantados de ayudarles personalmente, por teléfono y/o por correo electrónico info@confortvision.com