La miopía es uno de los defectos refractivos más frecuentes, junto con el astigmatismo y la hipermetropía. La miopía normalmente aparece durante la edad escolar de la persona y, habitualmente, se debe a que los niños realizan un esfuerzo mayor y más prolongado con su visión cercana.

Si lo pensáis, nuestros antepasados, remontémonos a las cavernas, no eran miopes. Es más, tenían una perfecta visión lejana. ¿Sabéis por qué? Porque en su día a día, el hombre salía a cazar y la mujer vigilaba la casa y a los niños. Ellos no leían, no tenían móviles, no escribían ni estudiaban. Por ello, con el paso de los años, el ser humano ha evolucionado y, con nosotros, nuestra forma de vida. Así es que ahora, la tendencia es que los menores:

  • Pasen menos de dos horas al día realizando actividades al aire libre, algo que es muy positivo para el desarrollo de sus ojos.
  • Utilicen las tecnologías en casa y en la escuela, cuando un menor no debería pasar más de 2 horas al día utilizando todo tipo de aparatos tecnológicos.

¿Qué está ocurriendo? Pues que ya comenzamos a hablar de la pandemia de la miopía, ya que se estima que el 2050 más del 50% de los jóvenes serán miopes. Ahora, que llegamos al final del curso, muchos ojos estarán sufriendo el estrés y la tensión de un largo periodo de estudio, ¿a qué sí?

Sabiendo todo esto, ¿cómo debemos actuar las familias? En primer lugar, una cosa muy clara: la prevención es el método más eficaz. Por ello:

    • Debemos realizarle anualmente sus revisiones visuales con su optometrista.

 

 

  • Podemos iniciar un tratamiento con terapia visual para que su eficiencia visual sea óptima. ¡Sus ojos sacarán lo mejor de sí!
  • Debemos cuidar su postura (sin acercarse mucho al papel), la luz de su habitación (luz natural y en cantidad suficiente), su uso del móvil (nunca a menos de 40cm. de sus ojos), etc.
  • Si ya lleva gafas, el optometrista explicará cómo cuidar su visión: lentes compensadoras, gafas para cerca y lejos, lentes de contacto, etc.

La miopía, que tiene un cierto componente genético, si es detectada y tratada a tiempo para frenar su crecimiento, no supondrá un gran problema para el paciente. Sin embargo, una miopía de más de 6 dioptrías acarrea muchos otros problemas en la edad adulta (DMAE, glaucoma, desprendimiento de retina…) que debemos intentar evitar a toda costa.  

Y recuerda, en Confort Visión COA somos expertos en optometría comportamental, terapia visual y ortoqueratología. Si nos necesitas, llama al 915 53 66 63. Estaremos encantados de asesorarte.