Interacción de la optometría con otras ciencias de la salud

La optometría comportamental, tiene una gran importancia en nuestro día a día

Conseguir la mayor eficiencia de tu capacidad visual afecta a todos los aspectos de tu vida. Por ello, los optometristas trabajamos conjuntamente con otros profesionales para darles soluciones globales a los pacientes.

Por ejemplo, ¿sabías que muchos porteros de fútbol entrenan su eficiencia visual para mejorar su técnica y precisión en los partidos? Para tratar temas como estos, se necesita a un optometrista, quien trabaja en tratamientos interdisciplinares que mejoren el estado del paciente. ¿Queréis saber con cuáles?

  • Fisioterapia y optometría:

La propia musculatura de los ojos se puede tratar por medio de la fisioterapia manual. Tal y como explica el experto Iñaki Pastor, desde que somos niños, no solo debemos corregir o tratar la estructura de nuestro cuerpo, sino potenciar y recuperar su función, para que todo el desarrollo sensorial, motor e intelectual pueda llegar a donde debe.

  • Psicología y optometría:

El enfoque multidisciplinar de estas dos ciencias permite analizar la influencia del problema de visión en el desarrollo de habilidades académicas en niños, como la lectura y la escritura. Ambos profesionales juntos analizan de dónde proceden los problemas de rendimiento académico para luego derivar al profesional correspondiente, como explican las autoras del “Protocolo Rubí”.

  • Logopedia y optometría:

Dado que la visión es clave para el aprendizaje, muchas veces, aunque exista una visión correcta, podemos encontrar problemas de funcionalidad en el sistema visual. Esto impide que la persona –sobre todo los menores- desarrollen sus habilidades educativas con éxito. Cuando un niño tiene problemas con la lectura o la escritura, muchas veces su logopeda se apoya en un optometrista que le someta a un tratamiento de terapia visual, corrigiendo sus problemas de lateralidad o lectoescritura.

  • Neurología y optometría:

Muchos casos de TDAH pueden tratarse con un enfoque multidisciplinar. Por ello, cada día más profesionales de estas dos áreas colaboran en la estimulación de la parte afectada del cerebro, combinándola con una terapia que mejores las disfuncionalidades visuales del paciente, como cuenta esta madre, paciente de la Dra. Pilar Vergara.

La visión dirige nuestro día a día y aunque sea de una manera imperceptible, decide cómo podremos enfrentarnos a nuestra vida, con mayor o menos eficacia. Por ello, a cualquier síntoma de que algo pueda no ir bien, ¡venid a vernos! Estaremos encantados de analizar vuestro caso.