La oculomotricidad visual, fundamental para la lectura

Una buena visión es clave en el proceso de aprendizaje y para obtener un buen rendimiento escolar. Es importante destacar que un 90% de la información que recibimos proviene a través de los ojos. Por ello, es fundamental realizar revisiones visuales periódicas a los niños para poder detectar problemas a la hora de leer, que pueden ser causados por fallos en el sistema visual. En concreto, suele deberse a su oculomotricidad, que es la capacidad de movimiento de los ojos. En todo caso, será el optometrista comportamental el que determine a qué se debe su problema.
La oculomotricidad es un sistema complejo, ya que los 6 músculos que mueven cada ojo deben de funcionar bien, coordinados entre ellos y con los del otro ojo. Por lo tanto, está muy relacionado con la capacidad de atención, tanto a la hora de fijarla y sostenerla como de realizar varias actividades a la vez.

¿Qué movimientos oculares comprende la oculomotricidad?

El movimiento de fijación, que es la capacidad de mantener una imagen de manera estática. Cuando aprendemos a leer necesitamos prestar mucha atención a las letras mediante las fijaciones.
• El movimiento de seguimiento ocular, que nos permite seguir con nuestros ojos el movimiento de un objeto.
Los movimientos sacádicos, son los movimientos que permiten cambiar rápidamente la fijación entre dos objetos. Son muy importantes en la lectura, para poder hacer la lectura de izquierda a derecha.

La velocidad de lectura depende de todos estos movimientos oculares y cualquier alteración en esta comportará un evidente retraso en el aprendizaje.

¿Qué consecuencias provoca una oculomotricidad deficiente?

• Dolor de cabeza.
• Baja velocidad lectora. Los lectores lentos invierten más tiempo y energía en reconocer las palabras, y, por lo tanto, empeora su capacidad de comprensión de lo que están leyendo.
• Pérdidas del hilo argumental en la lectura. Dificultad para copiar de la pizarra o con un dictado, con mayores posibilidades de equivocarse al hacerlo.
• Falta de concentración.
• Somnolencia al leer.
• Mala posición corporal: dolor de cuello y espalda.

¿Tu hijo está teniendo problemas de aprendizaje en el colegio? Tráelo a Confort Visión para examinar su visión. ¡Daremos con su problema! Tenemos muchos años de experiencia ayudando a niños a mejorar con la lectura y el aprendizaje gracias a los tratamientos de terapia visual. Te esperamos en C/Orense, 7.