El horario durante el Estado de Alarma es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20

Control de miopía y astigmatismo en casos que se presente conjuntamente

La miopía es una pandemia y afecta a 6 de cada 10 universitarios, según el estudio La prevalencia de la miopía entre los jóvenes en España, 2018”, presentado el 27 de abril por la Asociación Visión y Vida. Sin embargo, en muchos casos, la miopía y astigmatismo también pueden presentarse conjuntamente, lo que provoca que, además, los objetos se vean deformados o poco claros.

En general, todos los pacientes con miopía y astigmatismo, a todas las edades, pueden usar lentillas. En el caso de que tengan poco astigmatismo, este se compensa con la capa de lágrimas si la lentilla es rígida, y, si no es así se emplean lentes tóricas. Hay alguna excepción, por lo tanto, se deben de realizar las pruebas pertinentes en todos los casos.

¿Se puede controlar la miopía si también presenta astigmatismo?

La miopía debe de controlarse en todos los casos, y, además, su evolución es mayor cuanto más joven es el paciente. Dado que es muy habitual encontrarse con combinaciones de problemas refractivos como, en este caso, miopía y astigmatismo, estas lentes de contacto están diseñadas para abordar ambos defectos al mismo tiempo. Así, un ojo miope y astígmata puede frenar el desarrollo de su miopía mientras corrige el problema visual que le supone en astigmatismo. El astigmatismo no se desarrolla igual, pero sí genera molestias visuales.

Cabe recordar que si un ojo miope presenta más de 6 dioptrías se considera miopía patológica, también conocida como miopía magna, y puede degenerar en enfermedades graves de la retina como desprendimiento de retina, maculopatías, etc. que pueden llegar  a la ceguera en la vida adulta. ¡El 40% de los desprendimientos de retina suceden en ojos miopes! También los casos de cataratas y glaucoma se producen en mayor proporción en pacientes con miopía.

¡Por lo tanto, hay que actuar para prevenir los problemas visuales de nuestros hijos en un futuro!

Los mejores métodos actuales para el control de la miopía son las lentillas blandas con diseño específico para el control de esta y también la técnica Orto-k.

En Confort Visión somos especialistas en Contactología Pediátrica y Orto-k, que permite usar lentes de contacto solo de noche para tener una visión perfecta durante el día sin lentillas ni gafas. Los estudios que se han realizado al respecto coinciden en considerar la ortoqueratología como una de las técnicas más seguras para el control de la miopía, frenando hasta en un 49% del desarrollo de la misma.

Al tratarse de una técnica compleja, solo un óptico-optometrista ampliamente formado, con experiencia y con instrumental específico puede llevarla a cabo.

En C/Orense, 7 te podemos asesorar y encontrar el mejor método para tus hijos o para ti. ¡Visítanos! La primera visita informativa es gratuita.