Descubre qué son las lágrimas y para qué sirven

¿Para qué sirven las lágrimas? Convivimos a diario con ellas, en ocasiones incluso que no deseamos. Pero, ¿sabes lo que son las lágrimas, para qué sirven y por qué son imprescindibles para la salud visual?

Debemos saber que las lágrimas tienen como función principal proteger la superficie de los ojos, hidratar, nutrir el epitelio y mejorar la calidad refractiva de la superficie la córnea. En definitiva, ¡son imprescindibles!

Como hemos comentado, son muy importantes para la salud visual, ya que entre sus funciones está la de arrastrar cuerpos extraños hacia el saco y el conducto nasolagrimal para ser expulsado fuera del ojo por las fosas nasales. También protegen de infecciones oculares y mantienen la humedad de los ojos.

En ocasiones, se puede recomendar el uso de lágrimas artificiales y soluciones humectantes para paliar los síntomas del síndrome del ojo seco.

¿Dónde se producen las lágrimas?

La glándula lagrimal es la principal secretora de lágrimas. Esta se encuentra situada en la parte súper externa de la órbita.

Las lágrimas continúan su camino hasta el ángulo interno del ojo para seguir por el conducto lagrimal hasta la nariz. Por eso, cuando lloramos también aumenta la secreción nasal.

Las lágrimas se componen de:

  • Un componente mucínico, se encarga de mantener la adherencia de la lágrima a la superficie de la córnea.
  • Una parte intermedia acuosa.
  • Una parte lipídica formada por ácidos grasos producidos por las glándulas del párpado, que evitan la evaporación de la lágrima, a pesar de que esta se produce en el 25% del total de lágrimas.

¿Hay varios tipos de lágrimas?

  • Lágrimas basales: Su función es mantener el ojo lubricado.
  • Lágrimas reflejas: Por irritación, como cuando cortas una cebolla.
  • Lágrimas psíquicas: reflejan emociones, como dolor, alegría, trauma, etc.

Se da el caso de que los recién nacidos producen muy pocas lágrimas pues tienen algunos de los conductos por los que pasan las lágrimas cerrados. Así, aunque lloren no podemos ver sus lágrimas. Sin embargo, los niños un poco más crecidos producen más del doble de lágrimas que los adultos, ya que es una de sus formas de comunicación.

¿Quieres saber más sobre las lágrimas? Te esperamos en C/Orense,7 en Madrid.

¡Te esperamos!