Aprendizaje en la adolescencia

Hoy vamos a hablar de este extraordinario Informe, sobre «el aprendizaje en la infancia y en la adolescencia», visto desde la medicina, la pedagogía, la neuro-psiquiatría y la logopedia.

No vamos a comentar el contenido, que se explica por sí sólo, si no que vamos a referirnos a lo que sorprendentemente (para nosotros) le falta. Desde nuestra humilde opinión el informe estaría más completo si tuviese también la perspectiva de la optometría comportamental aplicada al rendimiento visual.

Más del 80% de la información que recibe el cerebro de los videntes, lo hace por medio de la visión.

Los optometristas comportamentales sabemos muy bien que una cosa es tener buena vista (ver bien algo pequeño) y otra muy diferente es tener un buen rendimiento visual: ser capaz de estar mirando algo de cerca confortablemente durante un cierto tiempo .

Hay demasiados niños sin diagnosticar que ven bien pero tienen algunas habilidades visuales deficientes que les incapacita para poder tener un rendimiento visual normal  y ello repercute en el aprendizaje. Quizás este es el motivo fundamental que nos empujó a escribir este post.

Las habilidades visuales  deficientes se pueden normalizar con compensaciones ópticas y/o con terapia visual.

Aumentar el rendimiento visual a un estudiante puede ser trascendental en su vida.

Esto lo conocemos, no solo los optometristas comportamentales que llevamos muchos lustros aumentando rendimientos visuales con buenos resultados, si no también muchos otros profesionales de la medicina, la pedagogía, la neuro-psiquiatría, la logopedia y también muchos alumnos y padres de estos. Aunque quizás todavía ésta sea una perspectiva desconocida en muchos ambientes.

Estamos poniendo nuestro granito de arena para dar a conocer que el aumento del rendimiento visual puede incidir directamente en los resultados escolares.

El Equipo de Optometristas Comportamentales de  Confort Visión: www.confortvision.com