Los ejercicios de terapia visual siempre deben  ser prescritos y supervisados por un profesional óptico-optometrista para no provocar visión doble

La terapia visual es la técnica optométrica con la que se optimiza la percepción y el procesamiento de la información recibida a través de los ojos. Un profesional de la optometría comportamental tiene la formación y experiencia necesaria para mejorar la visión de sus pacientes.

En algunos casos, si existe una correspondencia retiniana anormal (la imagen de cada ojo debe formarse exactamente en la misma zona que en el otro, en la fóvea) y se llevan a cabo ejercicios inadecuados sin antes normalizarla, se podría instaurar una diplopía (visión doble) permanente con todos los inconvenientes y problemas asociados. De hecho, el tapar un ojo puede perjudicar el funcionamiento de las habilidades binoculares y ello puede facilitar la visión doble. Por eso decimos que los ejercicios siempre deben ser dirigidos por un profesional experto en terapia visual.

¿Qué hacer cuando comienzan los síntomas de visión doble?

Si un paciente ha realizado ejercicios que no han sido supervisados y sufre de visión doble temporal, se debe de considerar por parte del optometrista su agudeza visual y probablemente la fusión periférica, hasta lograr normalizar la correspondencia retiniana. Tras eso, y luego se ha de continuar normalizando la agudeza visual, la acomodación, la oculomotricidad y todas las funciones binoculares.

Cuando todos los valores vuelvan a la normalidad, tras un tratamiento bajo supervisión profesional y correctamente adaptado, el paciente es capaz de ver bien con ambos ojos y ya no presenta diplopía. Luego se ha de hacer un mantenimiento para establecer convenientemente la normalidad en todas las habilidades visuales, si ello es posible, para terminar el proceso.

Revisiones tras la terapia visual

En adelante, el paciente solo necesitará hacer las revisiones periódicas que, aunque siempre son aconsejables, con mayor motivo los que hayan tenido unas circunstancias con algún efecto indeseado como consecuencia de la realización de ejercicios no supervisados. Esto puede ser decisivo para disfrutar de buen rendimiento y confort visual.

En Confort Visión somos profesionales con mucha experiencia en terapia visual. Podemos ayudarte en casos como este y en muchos otros. ¡Ven a c/Orense, 7!