Para usuarios de lentillas: principales precauciones con la llegada de la alergia primaveral

¡Bienvenida primavera! ¡Qué ganas teníamos de que llegaras! Los primeros rayitos de sol vienen a alegrar nuestros días.

Sin embargo, para algunos la primavera trae consigo algunas molestas consecuencias: ¿eres alérgico y usas lentillas? Pues tienes que leer esto:

Precauciones si usas lentillas en primavera

  1. Extrema la higiene ocular durante la primavera. El polen vuela con el viento y se puede introducir en tus ojos. Es necesario que laves bien las lentillas cuando las retires para eliminar los restos de suciedad que puedan haber entrado durante el día.
  2. Si los síntomas de la alergia se intensifican y tienes picor o rojez de ojos, haz que tu ojo descanse dejando de usar tus lentillas durante ese periodo.
  3. Si notas más molestias de lo habitual, puedes probar a utilizar lentillas diarias durante la primavera. Dado que cada las estrenas, las notarás limpias y húmedas, reduciendo posibles molestias.

Y, ¿quieres unos trucos para minimizar los síntomas de la alergia?

  1. Evita las zonas de arboleda o jardines, ya que la concentración de polen será mucho mayor. ¡Recuerda que, por la tarde, con el calor, hay mayor concentración de polen en el aire!
  2. En casa, no abras mucho las ventanas para evitar que entre el polen y te haga la vida más complicada. ¡Airea a primera hora y respira tranquilo!
  3. Lleva siempre líquido humectante, te ayudará a limpiar el ojo por medio de la renovación de la lágrima y generará más confort y relax visual.
  4. ¡Lleva siempre contigo unas gafas de sol! Te harán de pantalla ante las partículas de polvo que intenten entrar en tu ojo y, además, ¡estarás súper moderno/a y guapo/a!

De todos modos, lo más importante es que, si notas cualquier tipo de molestia nos llames (91 553 66 63) o nos visites en Confort Visión (C/Orense 7, posterior), ya que una detección precoz puede evitar que sufras conjuntivitis estacional. Es muy frecuente en esta época y cuyos principales síntomas son el lagrimeo, la inflamación de párpados y enrojecimiento de ojos, concretamente de la conjuntiva. Si se produjese, es fundamental dejar de utilizar las lentillas para evitar agravar la enfermedad.

Como bien sabes, el equipo de Confort Visión está aquí siempre para ayudarte en todo lo que necesites. ¡Te esperamos!