Descubre qué hábitos visuales son perjudiciales para la visión de los niños. ¡Mejora la salud visual de tus hijos!

En ocasiones, ciertos hábitos son perjudiciales para la salud en general y no nos damos cuenta. ¡Esto es así también para la salud visual! Te ofrecemos una serie de consejos y pautas para mejorar la visión de los niños en una etapa clave de su desarrollo y aprendizaje.

Errores para la visión de los niños

  • No pasar las suficientes horas en el exterior: el sedentarismo es perjudicial para la salud de los pequeños en general. Además, para la salud visual también es importante realizar actividades en el exterior. Se recomienda disfrutar de dos horas diarias de ejercicio, paseos, actividades fuera de casa para tratar de frenar el incremento de la miopía.
  • Forzar al sistema visual con el uso intensivo de la visión cercana: nuestros ojos no están preparados para mirar de cerca durante demasiado tiempo, por lo que se recomienda seguir la regla del 20-20-20 (descansar la visión cada 20 minutos durante 20 segundos y mirado al menos a 20 pies). Y, ¡por supuesto salir a jugar al exterior como ya hemos comentado!
  • El uso excesivo de pantallas digitales: es necesario limitar el tiempo que los niños pasan con los dispositivos electrónicos. La OMS recomienda que los niños entre tres y cinco años no pasen más de una hora diaria al día con una pantalla. Según un estudio realizado por el COOOC, el Colegio de Ópticos Optometristas de Cataluña, uno de cada tres niños utiliza el móvil más del doble de tiempo recomendado por la OMS. ¡Recuerda que los menores de dos años no deberían usar las pantallas electrónicas!
  • Usar el móvil antes de dormir: recuerda que mirar el móvil en la oscuridad es perjudicial para la visión de los pequeños y puede alterar sus ritmos circadianos.
  • No realizar las revisiones visuales: muchas veces, los niños se adaptan y no detectamos que presentan un problema visual. Además, muchos padres y profesores no conocen los síntomas que pueden estar indicando que el niño tiene una mala visión. Por ello, la Asociación de utilidad pública Visión y Vida con sus campañas Ver para Aprender pretende concienciar de la importancia de las revisiones visuales y que los padres y profes conozcan estas señales de alerta. ¡Uno de cada tres casos de fracaso escolar puede deberse a una mala visión! Y los datos indican que seis de cada diez niños detectaron ellos mismos un problema visual.
  • No aplicar las normas de higiene visual: se debe vigilar la postura, que sea recta con el cuerpo erguido, la iluminación adecuada y sin reflejos con ambos ojos a la misma distancia de la tarea y sin torcer la cabeza, la distancia con el libro o dispositivo de al menos 50 centímetros, la altura de la mesa o cómo quedan colocados los pies, que deben estar apoyados en el suelo. Permitirán que el menor consiga una mayor eficiencia visual con menos esfuerzo. Lee aquí las recomendaciones visuales completas para bebés y también para niños y estudiantes.

 

¿Tienes dudas sobre la visión de los más pequeños y cómo mejorar la visión de tus hijos? Estamos en C/Orense, 7. ¡La primera consulta informativa es gratuita! Te esperamos.