Glaucoma: Causas, tratamiento y otros detalles

El pasado día 12 de marzo se celebró el Día Mundial del Glaucoma y hemos creído importante destinar el post de hoy a hablaros un poco más en detalle de esta enfermedad, considerada la segunda causa de ceguera evitable en el mundo. ¿Por qué es evitable? Porque una detección y tratamiento precoz podría evitar la ceguera en el 95% de los casos.

¿Qué es el glaucoma y cómo detectarlo?

El glaucoma, denominado “ladrón silencioso de la visión”, es una enfermedad asintomática irreversible del nervio óptico. Es asintomática, es decir, no produce síntomas, lo que provoca que la mitad de personas que padecen la enfermedad, lo desconozcan. El glaucoma se produce por un aumento de la presión intraocular, entre otras causas, que genera una pérdida progresiva de la visión.

Dado que el glaucoma es asintomático, la única manera de detectarlo es por medio de una revisión visual exhaustiva, en la que se mire el fondo de ojo, la presión intraocular y se realice una campimetría. Es muy importante que a partir de los 45 años se realicen anualmente este tipo de revisiones visuales.

¿Quién tiene más riesgo de sufrir glaucoma?

Cualquier persona tiene riesgo de padecer glaucoma. Sin embargo, hay ciertas características que hacen que haya un determinado tipo de paciente más proclive a ello:

  • Todas las personas mayores de 45 años. ¡Si hace tiempo que no se revisan, es el momento!
  • Personas miopes, con una miopía de más de 6 dioptrías.
  • Personas con antecedentes familiares.
  • Personas con diabetes o que hayan sufrido algún golpe en su ojo.

¿El glaucoma tiene cura?

No, el glaucoma no tiene cura. Sin embargo, cuando a una persona se le detecta precozmente el glaucoma, puede someterse a un tratamiento con pastillas o gotas, que le ayudarán a equilibrar su humor acuoso y a controlar el desarrollo de su enfermedad.

¿Tienes más de 45 años y aún no has revisado el estado de tu visión? Ven a vernos a C/Orense 7 posterior y te realizaremos una exploración completa. Recuerda: el glaucoma debe ser tratado por tu médico oftalmólogo, por lo que es muy importante derivar de manera rápida para evitar el desarrollo de la enfermedad. ¡Visítanos en Confort Visión!