Comprar lentillas fuera de la óptica puede tener riesgos para tu salud visual. ¡No te la juegues en canales poco seguros!

Las lentes de fantasía y cosméticas proporcionan el toque final de impacto los disfraces. Por eso, en fechas como Carnaval o Halloween se multiplican las ventas de este tipo de lentillas. Sin embargo, los usuarios no siempre las adquieren en ópticas y canales oficiales, sino que, en ocasiones, las compran en lugares que las venden de forma ilegal, como bazares, mercadillos, centros estéticos.  Se trata de un riesgo para la salud, ya que estos no cuentan con ningún tipo de control ni seguridad, ni tampoco pueden asesorarte, por lo que las lentes no garantizan que sean aptas ni exentas de peligro.

Las lentillas siempre deben ser supervisadas por el óptico-optometrista

En ocasiones, se cree que, porque no se necesita una compensación óptica, las lentillas cosméticas no tienen por qué estar supervisadas por el óptico-optometrista. Y esto no es así, sino que, aunque el uso sea puntual, las lentillas de fantasía no son solo un accesorio. Las lentes de contacto siempre son un producto sanitario, por lo el control por parte del profesional de la visión es clave para garantizar su seguridad. Además, no todas las personas son aptas para poder llevar lentillas aunque su uso sea esporádico.

Debemos tener en cuenta que cada persona tiene una tipología de ojo diferente, por lo que cuando se acude a la óptica, se valora y evalúa qué tipo de lentilla es adecuada para cada caso. Así, el óptico-optometrista realiza un control de la córnea y un seguimiento para que el uso de las lentillas se realice de forma segura. Y, por otro lado, también se explica cómo manipular, conservar y cuántas horas se pueden llevar las lentes de contacto, teniendo en cuenta el tipo de lentilla que es y el ojo del paciente.

Por lo que es importante no arriesgarse y tener claro que, aunque las lentes de contacto de fantasía sean fácilmente asequibles a través de internet o establecimientos no autorizados, estos no cuentan con ninguna garantía sanitaria ni personal especializado con conocimientos para recomendar o vender lentillas cosméticas.

Los riesgos de las lentes de contacto en puntos de venta no autorizados

Entre los peligros que supone adquirir las lentillas fuera de los canales habituales se encuentran:

  • sensación de sequedad y arenilla en los ojos,
  • enrojecimiento, irritación y dolor al retirar la lente.
  • conjuntivitis
  • inflamación de la córnea
  • alergias
  • abrasión corneal

Además, como el óptico-optometrista no ha explicado las pautas correctas para el higiene y manipulación, los usuarios agravan los síntomas por desconocimiento y dándole un mal uso a las lentillas.

Recomendaciones para el uso de lentillas de fantasía

  • Adaptación con el óptico-optometrista: como hemos comentado, es imprescindible acudir a la óptica para realizar una adaptación personalizada de las lentes de contacto, respetando la medida del ojo y de la propia lentilla.
  • Higiene: es importante lavarse y secarse bien las manos antes de manipular las lentes de contacto y usar el líquido de mantenimiento prescrito.
  • Uso y duración: las lentes de contacto tienen un uso y una duración concretas a las que debes ceñirte. No se deben usar las lentillas más horas o pasar el plazo en las que estas están en un estado óptimo y nunca dormir con ellas.

Y tú, ¿ya eres consciente de los enormes riesgos a los que te expones comprando lentillas fuera del canal de la óptica? En C/Orense,7 te explicamos cómo usar tus lentillas cosméticas de Halloween y Carnaval para que disfrutes la fiesta con total seguridad. ¡Te esperamos! Pide cita en el 91 553 66 63.