El cerebro coordina a nuestros ojos y oídos de forma simultánea

¿Cuántas veces habéis sentido que no entendéis a uno de vuestros amigos por teléfono, pero sí cara a cara? Seguro que muchas, ¿verdad? Pues un estudio de la Universidad de Duke pone luz sobre el asunto. ¡Os lo contamos!

En un experimento reciente sometieron a los participantes a una prueba muy simple: tenían que seguir con la mirada el movimiento de una luz LED. Los usuarios llevaban conectados unos micrófonos muy sensibles que podían percibir las vibraciones de sus tímpanos. ¿Y sabéis que se descubrió?

Se descubrió que en el momento en el que el cerebro da la orden a los ojos de moverse hacia la luz, los tímpanos también se mueven de manera sincronizada. Es más, ¡se mueven un poco antes! Esto quiere decir que ambos órganos –ojos y oídos- participan de la misma manera en el sistema visual. ¡Por eso nos resulta más sencillo entender a alguien a quien podemos leerle los labios!

Si queréis saber qué dice la ciencia sobre eso, os lo explicamos: el cerebro puede controlar de manera coordinada a ojos y oídos gracias a unos huesitos de nuestro oído medio y a la cóclea. La cóclea es el “caracol” del oído interno, que en su interior tiene unas microvellosidades llamadas estereocilios, que son las que reciben las vibraciones del sonido, las transforman y las envían al cerebro como impulsos nerviosos.

Así, si nosotros mantenemos la cabeza firme y miramos con nuestros ojos a la derecha, aunque no lo estemos percibiendo, ¡nuestros tímpanos también se están moviendo! Todo se debe al cambio de presión de nuestro sistema auditivo y a las vibraciones que producimos con nuestro movimiento ocular.

¿Qué os parece? ¡Cada día más estudios demuestran que el sistema visual es infinitamente complejo y su cuidado y tratamiento para lograr su buen funcionamiento debe ser abordado desde diferentes especialidades! Desde Confort Visión os iremos contando más curiosidades. ¡Hasta la próxima!