8 de cada 10 españoles no sabe qué son las cataratas.

En Confort Visión os explicamos más acerca de las cataratas, una enfermedad asociada a la edad.

Esta noticia nos llega gracias a un estudio (“Mucho que ver”) elaborado por la compañía fabricante de lentes de contacto, Alcon. El informe, basado en encuestas a personas reales, demuestra que ocho de cada diez personas sabe nada o muy poco sobre las cataratas. Así que… ¡Allá vamos! Os ofrecemos seis pinceladas para aportar un poco de luz al asunto:

1.- Las cataratas son una enfermedad asociada a la edad. Cuando envejecemos, nuestro cristalino se va volviendo opaco, impidiendo que la luz entre en nuestra retina.

2.- Las cataratas son la principal causa de ceguera en el mundo. Se trata de una pérdida progresiva de la visión, a lo largo del tiempo.

3.- El único tratamiento para las cataratas es la cirugía.

4.- Un diagnóstico temprano ayudaría a tomar medidas antes de que la persona pueda tener ceguera.

5.- El principal síntoma de las cataratas es visión borrosa. Es como si miraras a través de un vidrio empañado, hasta que esa visión se vuelve muy limitada. También se nota cómo los colores van perdiendo brillo, por ejemplo.

5.- A partir de los 50 años es imprescindible realizar revisiones visuales completas. Con ellas se puede comprobar que el fondo del ojo está perfectamente y que no existen patologías, como las cataratas.

6.- Algunos factores de riesgo son: consumo de tabaco y alcohol, sobreexposición a la radiación solar, diabetes, alta miopía, hipertensión o algunos tipos de medicamentos, como los corticoides.

La cirugía de la catarata es una de las más frecuentes, con excelentes resultados que retornan la calidad de la visión. Se trata de sustituir el contenido opaco del cristalino por una lente intraocular, calculada previamente para dar a cada persona las dioptrías que necesita. Son operaciones bastante rápidas y casi siempre ambulatorias.

Pero, como aquí estamos para aportar soluciones, os queremos contar un secreto. Como en muchas otras cosas, una dieta sana, rica en vitamina E (almendras, semillas de girasol, espinacas) y C (frutas, como fresas o kiwi), Omega 3 (salmón o aguacate) y luteína o zeaxantina (berzas, acelgas y demás vegetales de hoja) ayuda a retrasar y prevenir el desarrollo de cataratas en el ojo humano.

Así que, teniendo en cuenta que, si nos revisamos anualmente, podremos detectar la enfermedad a tiempo y darle solución, solo nos queda cuidarnos y mantener una dieta que nos permita estar sanos por dentro y por fuera.