El horario durante el Estado de Alarma es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20

Estudiantes

Recomendaciones de higiene visual para estudiantes

  • Las salas donde el estudiante haga las tareas y en donde pase su tiempo de ocio, deben estar bien aireadas y con una temperatura adecuada, no demasiado alta.
  • Si es posible, la mesa en la que trabaje ha de estar situada frente a una ventana, en caso de necesidad, se puede dar sensación de espacio con espejos.
  • La inclinación del tablero será:
    1. de 20º para leer o estudiar.
    2. de 10º para escribir.
    3. y horizontal para realizar las tareas.
  • La altura de la silla ha de ser tal que permita tener:
    1. las plantas de ambos pies apoyadas sobre el suelo,.
    2. las piernas dobladas en ángulo de 90-95º.
    3. el cuerpo recto.
    4. el pecho erguido.
    5. los hombros ligeramente hacia atrás.
  • De tal modo que:

    1. la postura corporal sea la correcta.
    2. ambos ojos queden a la misma distancia de la tarea.
    3. y esta distancia (a la que llamamos distancia de Harmond modificada) sea igual o superior a la que tenga entre su codo y la primera falange de su dedo índice.
  • La iluminación sobre la tarea a realizar, será tres veces mayor a la ambiental y no se debe estar en penumbra en el resto de la habitación.
  • Se ha de evitar que sus ojos reciban directamente la luz y que se produzcan sombras sobre el material empleado.
  • El bolígrafo debe sostenerse de modo que los dedos pulgar, índice y medio queden lejos de la punta, a más  de 1,5 cm., de forma que no tenga que torcer la cabeza para ver lo que escribe.
  • Debe evitarse acercarse demasiado cuando mire de cerca.
  • No se debe girar el tronco ni inclinar la cabeza mientras esté realizando la tarea.
  • Debe procurar realizar descansos periódicos y mirar a la mayor distancia posible y como mínimo a 6 metros hacia algo relajante.
  • Es mejor evitar ver la  televisión con la habitación a oscuras. La distancia a la que se coloque el aparato será igual o mayor a la de la diagonal de la pantalla por seis.

Los controles optométricos especializados, realizados periódicamente, pueden ser básicos para mantener y/o aumentar su rendimiento visual y el  funcionamiento eficiente de la visión puede ser trascendental para la calidad vida, presente y futura,  de muchas personas.