El horario durante el Estado de Alarma es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20

Fracaso escolar

 

El rendimiento visual puede incidir directamente en el aprendizaje y en el rendimiento escolar.

Aumentando el rendimiento visual a estudiantes se puede lograr–con el mismo esfuerzo- mejorar los resultados académicos y consecuentemente se podrían evitar fracasos escolares.

Una “buena vista” no garantiza un buen rendimiento visual: Hay personas que pueden ver algo muy pequeño a todas las distancias pero son incapaces de leer correctamente y/o de estar estudiando durante un cierto tiempo sin cansarse demasiado. Éstas, son personas con buena agudeza visual (con buena vista) pero con mal rendimiento visual.

La definición más sencilla de rendimiento visual es: la capacidad de estar mirando de cerca durante un cierto tiempo, con cierta comodidad, con aprovechamiento y sin tener que hacer demasiado esfuerzo.

Fracaso_escolar

 

La Terapia Visual puede mejorar las habilidades visuales, estableciéndose nuevas conexiones y nuevos esquemas neuronales, que permite recibir, procesar y comprender mejor la información visual que reciben constantemente del entorno. Esta estimulación, hecha adecuadamente, mejora el funcionamiento del sistema visual,  su coordinación con todos los demás sistemas sensoriales y en general el desarrollo humano. Se usa, entre otras aplicaciones, para disminuir el fracaso escolar,  aumentando el rendimiento y el confort visual  de los estudiantes. Los problemas de funcionamiento visual pueden incidir en la falta de atención en clase, en el déficit de atención sin hiperactividad (TDA) y también en el déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

 

Cómo aumentar el Rendimiento Visual

La Hipermetropía, la Miopía y/o el Astigmatismo y/o la Presbicia que pueda padecer un sistema visual, que disminuya su agudeza visual, hay que compensarlos debidamente con gafas y/o lentes de contacto.

En ocasiones (como ocurre en el caso de las Hipermetropías Latentes Funcionales y en el de algunos Astigmatismos de pequeña cuantía) las ametropías no impiden ver bien, pero disminuyen rendimiento y/o confort visual,  por lo que han de ser compensadas igualmente; por lo menos de un modo ocasional: cuando se mire de cerca durante un cierto tiempo.

Aún no teniendo Ametropías se pueden tener problemas de Rendimiento Visual por otros motivos como pueden ser disfunciones:

  • Oculomotrices
  • De Acomodación
  • Vengenciales
  • De Fusión
  • De Transmisión Visual
  • De Lateralidad y/o de Direccionalidad
  • De Percepción;  lo que puede influir en la Integración de los conocimientos,  en su interrelación etc.
  • De  Visualización,  que está relacionada con la creatividad

Los problemas en estas habilidades además de disminuir en Rendimiento Visual podrían también causar Dislexias, Trastornos de Déficit de Atención (TDA) hasta Trastornos de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Frecuentemente, al mejorar el Rendimiento Visual de pacientes con de Déficit de Atención (con o sin hiperactividad) mejoran también su atención, su concentración y les disminuye la hiperactividad a los que la padecen.

 

Aumentar el rendimiento visual de un estudiante puede ser trascendental para su futuro.

Los problemas de aprendizaje con frecuencia requieren de la colaboración de más de un profesional para su mejor solución. El equipo de profesionales de Confort Visión COA tiene el firme convencimiento de que la colaboración interdisciplinar conlleva a las mejores soluciones.

Las coordenadas de algunos de los profesionales extraordinarios con los que colabora Confort Visión los puedes encontrar aquí.

 

Más información sobre algunas deshabilidades que influyen negativamente en el rendimiento visual: