El horario durante el Estado de Alarma es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20

Recomendaciones de higiene visual

Recomendaciones para la salud visual: normas de higiene visual

Los ciudadanos de los países desarrollados, actualmente viven más años que en el pasado, usan menos sus piernas y sus brazos y utilizan mucho más la visión.

Entre el 70 y el 80% de la información que llega al cerebro humano es través de los ojos. Es una buena razón para cuidar el sistema visual con esmero y más si se tiene en cuenta que la visión puede influir considerablemente en la calidad de vida que se tenga en el último trayecto de la misma.

No nacemos con el sistema visual desarrollado. La visión se perfecciona por medio de un proceso de aprendizaje. Todos podemos perfeccionar nuestras habilidades visuales mediante la adecuada terapia visual.

El sistema visual del ser humano está “diseñado” para mirar de lejos y preparado para poder ver de cerca acomodando y convergiendo.

Actualmente,  y por lo general, el ambiente en el que nos movemos (estudio, ordenadores, etc.) demanda una gran atención en visión a distancias próximas.  Si la demanda de visión en cerca es superior a la capacidad que se tenga para dar respuesta, pueden aparecer problemas astenópicos (dolores de cabeza, molestias  o enrojecimiento de ojos, mareos, vómitos, etc.) deshabilidades en el sistema visual y/o miopizaciones.

higiene_visual

 

Para mejorar y mantener un funcionamiento visual eficiente es conveniente:

1- La realización de revisiones optométricas periódicas  y –si ha lugar, utilizar compensaciones ópticas (gafas y/o lentes de contacto) adecuadas a la distancia a la que se mire. A veces, con sólo usar gafas con lentes relajantes desaparecen problemas astenópicos, disminuye la probabilidad de miopización y mejora el rendimiento y el confort visual.

2- Hacer ejercicios visuales si ha lugar y -en todo caso- seguir las siguientes normas de higiene visual:

a) Procure que la sala de estudio y/o de trabajo esté bien aireada y con la temperatura adecuada, no demasiado alta para que no produzca somnolencia.

b) La iluminación sobre la tarea de cerca será considerablemente mayor a la del resto de la habitación, que tendrá una iluminación normal, no en penumbra.

c) Evite que los ojos reciban directamente la luz del sol o de focos. Procure evitar también que se produzcan sombras sobre lo que esté mirando. La luz directa ha de estar al lado contrario al de la mano que manipula. Los diestros tendrán la iluminación a su izquierda y viceversa.

d) Si es posible, la mesa de trabajo ha de estar situada frente a un espacio abierto; mejor real o si no puede simularse con espejos.

e) El lápiz o el bolígrafo han de sostenerse de modo que los dedos pulgar, índice y medio queden lejos de la punta (a más de 1,5 cm.) para no tener que acercarse demasiado y/o torcer la cabeza para ver lo que se está escribiendo.

f) Lo ideal es que el material de lectura esté inclinado unos 20° con respecto al suelo.

g) La altura de la silla y de la mesa han de permitir apoyar en el suelo toda la planta de los pies, mantener el cuerpo erguido, los hombros ligeramente hacia atrás. La postura ha de ser tal que ambos ojos queden situados a la misma distancia de la tarea.

h) La distancia mínima entre sus ojos y su punto de lectura ha de ser igual a la que hay entre el codo y el nudillo del dedo índice.

i) Lo idóneo es que la inclinación de la mesa, cuando se está escribiendo sea de unos de 10º con respecto al suelo y para manipular que la mesa esté paralela al suelo.

j) No trabaje de cerca cuando esté demasiado cansado, con sueño o a punto de dormirse. Tampoco es recomendable que lo haga nada más despertarse. Asimismo, cuando esté mirando de cerca, es recomendable que haga descansos periódicos: cada 30 ó 45 minutos y relaje su visión, si puede ser, mirando a algo agradable que esté lejos, si es posible a más de 5 metros.

k) Cuando se mire algo, especialmente si está lejos, se ha de intentar ser consciente de lo que hay alrededor, para estimular la percepción periférica.

l) Al leer, se ha de procurar mover más los ojos y menos la cabeza; también se ha de cambiar, cada cierto tiempo,  la distancia de enfoque.

m) Ordenadores: el esfuerzo continuado, el carácter estático y a veces las posturas ergonómicamente incorrectas de esta actividad,  pueden generar fatiga visual y/o osteo-muscular; e incluso dificultades en los sistemas respiratorio, digestivo y/o circulatorio. Se ha de tratar de desestresar el sistema visual usando gafas con lentes relajantes si ha lugar (por lo que se han de hacer controles optométricos periódicos) se ha de mantener una postura correcta, se han de hacer descansos suficientes, ejercicios de relajación,  se ha de procurar  al aire libre unas 14 horas  a la semana haciendo ejercicio simétrico la mitad de este tiempo, etc.

n) No se ha de ver la TV con la habitación a oscuras y se han de evitar los reflejos sobre la superficie de la pantalla. La distancia a la que se ha de ver será igual o mayor a la de la diagonal de la pantalla multiplicada por seis.

o) Viajando en coche, se ha de evitar la lectura u otras actividades de cerca. Es recomendable mirar de lejos con consciencia de la percepción periférica y si es posible también se ha de ser consciente del recorrido inmediato por el que se va a ir.

p) Son importantes los exámenes optométricos periódicos cada año o antes si se siente una excesiva fatiga visual, dolores de cabeza, modificaciones en su visión de lejos o de cerca, o si disminuye su rendimiento y/o su confort visual.

Estas son las normas de higiene visual en general. Hay normas específicas teniendo en cuenta además la edad, la ametropía, la predisposición y demás circunstancias particulares para cada caso.

 

Si desea una información más concreta Contáctenos