Seguimos disfrutando del verano, pasamos más tiempo al aire libre, reducimos el número de horas expuestos a dispositivos digitales y relajamos un poco el cuidado de nuestra salud visual.

En unos días volvemos a la rutina, algunos ya lo han hecho, y toca preparar la vuelta al cole para los más pequeños y la vuelta al trabajo para los mayores. Esto supone que pasaremos más horas frente a una pantalla de ordenador y disfrutaremos de menos tiempo en el exterior. ¿Cómo afecta esto a nuestra visión?, en el post de hoy te dejamos unos consejos para cuidar tus ojos después del verano.

El sistema visual humano está diseñado para una visión lejana, en contraposición a nuestro actual estilo de vida, que hace que realicemos más tareas de visión cercana. Esto provoca que forcemos los mecanismos de enfoque, lo que produce un mayor cansancio y malestar visual.

Este malestar puede ser breve y desaparecer realizando descansos o prolongarse durante más tiempo, reduciendo la salud visual de las personas.

En el caso de los más pequeños de la casa, la sobreexposición a dispositivos digitales y pasar menos tiempo al aire libre, puede anticipar la aparición de la miopía o potenciarla si ya es miope, por eso es fundamental para nosotros recordaros la importancia de adoptar medidas preventivas.

Consejos ergonómicos para tu zona de estudio o trabajo.

  • Utiliza una fuente de luz natural siempre que sea posible y que provenga de un lateral para reducir las sombras y los reflejos. Evita que esta sea excesiva y no incida directamente sobre tus ojos.

 

  • Es recomendable utilizar sillas regulables en altura, de manera que las plantas de ambos pies estén apoyadas en el suelo y las piernas, dobladas, formen un ángulo de 90°. Apoya la espalda sobre el respaldo, con el cuerpo y el pecho rectos, y los hombros ligeramente hacia atrás.

 

  • Nuestro sistema visual trabaja mejor si colocamos los dispositivos digitales lo más alejados posible para mejorar la convergencia (capacidad para dirigir correctamente la mirada de ambos ojos a un objeto) y la acomodación (proceso que permite al cristalino enfocar objetos cercanos) de nuestros ojos. Si trabajamos con un portátil, la distancia sería entre 50 y 60 cm. y con ordenador de sobremesa, esta distancia iría de los 60 a los 70 cm. En dispositivos digitales como móviles o tablets, la distancia ideal sería de 35 a 45 cm.

 

  • La altura de la pantalla en el portátil debe ser ligeramente inferior a la línea de visión y formando un ángulo que no sea inferior a los 35°. La pantalla del ordenador de sobremesa debería quedar a la altura de tus ojos, en ningún caso por encima de estos, para evitar posturas forzadas que puedan ocasionarte molestias.

 

  • Procura realizar descansos periódicos. ¿Conoces la regla 20-20-20? Consiste en tomarse pequeños descansos cada 20 minutos, durante 20 segundo y mirar de lejos, a la mayor distancia posible y como mínimo a 6 metros (20 pies). Si puedes, te recomendamos que te levantes y dirijas la mirada hacia algo relajante.

 

  • No veas la televisión o mires tus dispositivos digitales con la habitación a oscuras. Colocar un punto de luz tenue es suficiente. La luz nos pasará desapercibida, pero reduciremos los síntomas de cansancio o fatiga visual.

 

Sigue estos consejos para cuidar tus ojos después del verano, pero recuerda que los controles optométricos especializados, realizados periódicamente, son básicos para mantener y/o aumentar el rendimiento visual. En Confortvisión Orense (C/ Orense, 7 – Madrid) tenemos una dilatada experiencia, desde 1991, solucionando con éxito problemas del funcionamiento de la visión, provenientes de todo tipo de deshabilidades visuales y en personas de todas las edades.

Si necesitas resolver alguna duda, pregunta a nuestro equipo de ópticos-optometristas y estaremos encantados de ayudarte. Llámanos al teléfono 91 553 66 63 o escríbenos a info@confortvision.com.

Y si ha pasado más de un año desde tu última revisión visual o sufres alguna molestia, pide cita para una completa revisión de la salud de tus ojos.