El deporte es una actividad que requiere de todos nuestros sentidos, en especial la vista, ya que aproximadamente el 80% de la información que recibimos es a través de los ojos. Una buena capacidad visual nos permite desarrollar la actividad deportiva de la mejor manera posible y es fundamental poder enfocar, reaccionar y actuar de una manera rápida y eficiente.

Todos los deportes no requieren las mismas habilidades visuales. Sin embargo, en términos generales, cuando practicamos deporte empleamos:

  • Visión Periférica: capacidad para ser consciente del entorno en el que te encuentras. El espacio, los elementos o personas que se encuentran a tu alrededor, etc.

 

  • Visión Binocular: no solo basta con saber estar en el entorno, sino también sus distancias. Poder movernos sin riesgo de chocar o poder calcular las distancias.

 

  • Localización Espacial: ser capaz de identificar la distancia a un objeto en todo momento.

 

  • Movimientos oculares: capacidad de mover los ojos de manera automática para poder seguir el objeto en movimiento.

 

  • Coordinación: capacidad de reaccionar ante la información recibida a través de la vista. Ejecutar acciones acordes a lo que se ve.

Por ello, es importante cuidar de la salud ocular y optimizar el rendimiento visual de los deportistas.  Gracias a la terapia visual, podemos mejorar la capacidad visual mediante un programa personalizado de ejercicios para satisfacer las necesidades específicas del deportista.  Al aumentar tu capacidad visual, mejoras el rendimiento y esto se refleja en el resultado obtenido cuando practicas tu deporte favorito.

Gracias a la terapia visual, puedes obtener grandes beneficios para tu visión:

  • Se incrementa la capacidad de amplitud y flexibilidad de acomodación, reduciendo así los problemas de enfoque.

 

  • Mejora en la coordinación binocular y/o estrabismos, para aumentar la capacidad de calcular distintas distancias y en la flexibilidad de vergencias y estereopsis (los movimientos de rotación de los ojos en direcciones opuestas, necesarios para fijar y estabilizar la imagen retiniana).

 

  • Con la terapia visual, se mejora la agudeza visual estática y dinámica para enfocar con más rapidez los objetos que observamos, tanto fijos como en movimiento. Es una habilidad de gran utilidad e indispensable en algunas prácticas deportivas que requieren de gran precisión.

 

  • También se tratan aquellos problemas relacionados con la percepción y aprendizaje visual.

 

Este entrenamiento se ajusta a las capacidades y necesidades del paciente, pues no solo está dirigido a pacientes que presentan patologías. Aquellas personas que gozan de un ojo sano, pueden presentar problemas de coordinación o percepción. Por ello, es conveniente entrenar tu visión y capacidad visual para así desempeñar correctamente tu actividad deportiva y aumentar tu rendimiento.

En Confortvisión Orense (C/ Orense, 7 – Madrid) tenemos una dilata experiencia, desde 1991, solucionando con éxito problemas del funcionamiento de la visión, provenientes de todo tipo de deshabilidades visuales y en personas de todas las edades. Además, recientemente hemos adquirido el material específico para entrenamiento visual en deportistas, denominado S.V.T.A.

Nuestros ópticos-optometristas expertos en Terapia Visual estarán encantados de atenderte. Llámanos al teléfono +34 91 553 66 63 o escríbenos a info@confortvision.com para poder resolver tus dudas concretas.