Antes de que lleguen las vacaciones de verano, los estudiantes tienen que hacer un último esfuerzo para tratar de aprobar todas las asignaturas del curso. Por ello, en el mes de junio se refuerza el tiempo de estudio y se pasan más horas frente a la pantalla del ordenador.

En los últimos años no solo los estudiantes universitarios utilizan los ordenadores para tomar apuntes y estudiar. A ellos se unen cada vez más estudiantes de enseñanza secundaria, e incluso primaria, que utilizan tablets en el colegio o instituto. Han cambiado los libros en papel por una versión online. Es lo que se ha denominado “mochila digital” y, si bien es cierto que reduce el peso de las mochilas, mejorando el bienestar físico de los chicos y chicas, también es una realidad que su uso implica otros riesgos para la salud del estudiante. Nos referimos, en concreto, a su salud visual.

Fatiga Visual

El uso de dispositivos digitales para estudiar supone que los alumnos tienen que pasar cada día varias horas frente a las pantallas. Trabajar y estudiar frente a dispositivos digitales hace que sea preciso utilizar la vista de cerca de manera continua.

Para enfocar en las distancias cercanas, es necesario contraer una serie de músculos oculares. Y, del mismo modo que sucede con otros músculos de nuestro cuerpo, la contracción continuada provoca cansancio. Este cansancio es lo que se conoce como fatiga ocular o fatiga visual.

Los principales síntomas de la fatiga visual son el enrojecimiento y el dolor de ojos. Si la situación persiste en el tiempo, el estudiante puede llegar incluso a sufrir dolores de cabeza, cuello y hombros.

Para evitar llegar a este punto, sería aconsejable limitar el tiempo de uso de pantallas. Sin embargo, en época de exámenes resulta difícil limitar ese tiempo. En este caso, recomendamos seguir unos consejos que, sin duda, pueden mejorar el bienestar visual y redundar en un menor cansancio físico e intelectual.

Gafas de Luz Azul

Las pantallas de los dispositivos digitales emiten un tipo de luz azul (luz azul-violeta) que afecta a la salud visual. Provoca cansancio y favorece la aparición de la fatiga visual. Además, después de un tiempo puede provocar dolor, picor y sequedad en los ojos. Estos síntomas son propios del Síndrome Visual Informático.

Las gafas con filtro de luz azul protegen los ojos frente a este tipo de luz. Por este motivo consiguen mantener los ojos descansados durante más tiempo.

Este filtro de luz azul puede incorporarse a cualquier lente, también a las lentes graduadas. De esta manera, las personas que utilizan lentes para corregir sus defectos refractivos, pueden seguir haciéndolo mientras protegen sus ojos de la luz de las pantallas.

Y además de utilizar lentes con filtro de luz azul, es recomendable estudiar con luz natural y en un espacio bien iluminado. Es conveniente evitar los reflejos en la pantalla del ordenador y reducir el brillo de la misma.

Un espacio tranquilo, manteniendo una postura cómoda (espalda recta, ambas piernas en el suelo) y una distancia hasta la pantalla de unos 30 centímetros, también pueden redundar en un menor cansancio en el estudiante.

No obstante, si la fatiga visual afecta a la visión, en Confortivisión Orense (C/ Orense, 7. Madrid) podemos examinar tu salud visual para determinar si existe un problema. Pásate a vernos o pide cita en el 91 553 66 63.